Ordenadoras

¿Dependemos demasiado de las computadoras?

Posted by admin

Una computadora ha sido uno de los mayores inventos de la humanidad entre otros inventos desde los albores de la ciencia. Su desarrollo fue el resultado de años de experimentación que duraron alrededor de cien años, no solo por un hombre, sino por muchos. El desarrollo de las computadoras tal como es hoy es y siempre será un proceso continuo. Las computadoras, por más simples que puedan parecerles a los alfabetizados ahora, tienen un sistema complejo debajo. Se necesitan múltiples disciplinas, tanto en informática como en electrónica, para comprenderlas por completo. Después de todo, la computadora en sí está dividida en ramas, al igual que la ciencia misma.

Si bien es posible que se hayan desarrollado otras invenciones tecnológicas antes de que se fundara la ciencia, “tecnología” todavía no es un término adecuado para ellas. Después de todo, la palabra tecnología siempre está correlacionada con ciencia y tanto ciencia como tecnología son mutuamente inclusivas, estrictamente hablando en terminologías. Las computadoras de hoy, por avanzadas que parezcan, tienen su origen en comienzos humildes.

¿Cómo empezó la computadora?

El ábaco, la forma más antigua de calculadora, se ha utilizado desde que se estima que las primeras civilizaciones fueron alrededor de 1000 y 500 a. C. Para ser aplicado en otras partes del mundo. La idea de cómo el algoritmo de una computadora hace su aritmética se basó en esto, en lógica. Poco después, ya en la década de 1820, en la personificación de Charles Babbage, también conocido como uno de los fundadores de la computadora moderna, desarrolló ideas sobre cómo las computadoras deberían hacer sus cálculos, inicialmente conocido como el motor de diferencia, luego lo desarrolló. en sí mismo para convertirse en lo que se conoce como el motor analítico. Aunque, debido a problemas de financiación, Charles Babbage no pudo ver florecer sus ideas durante su vida, es su hijo menor, Henry Babbage, quien lo hizo en 1910 basándose en el suyo. Sin embargo, esta forma primitiva de computación no es tan avanzada como la forma en que vemos las computadoras hoy.

La idea de la necesidad de realizar el cálculo en nuestro nombre como humanos, de ahí la palabra ‘computadora’, surgió de la necesidad de abordar problemas complejos y realizar cálculos complejos que son difíciles y requieren más tiempo para el hombre. Ciertamente en la época de la era de la industrialización y la gran guerra mundial donde surgió la necesidad de esto. El comportamiento de una computadora es lo que hay en la biblioteca de una computadora.

El desarrollo de la computadora ha crecido enormemente desde que Charles Babbage sentó las bases, inspirado en las “tecnologías” existentes de la época. Desde nombres de personas del pasado que fueron importantes en la creación de computadoras, como Ada Lovelace, Konrad Zuse, Alan Turing, John Atanasoff & Clifford Berry, Howard Aiken & Grace Hopper, etc., hasta nombres gigantes de la informática de hoy como William Gates, Steve Wozniak y Steve Jobs, entre otros, las computadoras de hoy son más grandes en características que grandes y han encontrado un lugar en la vida de todas las personas, tanto en el uso comercial como personal.

¿Cómo usa la gente las computadoras en su vida diaria?

Las computadoras modernas han sentado las bases de cómo realizamos nuestras tareas hoy. Es mucho más eficiente y hace el trabajo en menos tiempo. Desde simples actividades domésticas como jugar o ejecutar programas multimedia, hasta hacer trabajo de oficina, pasando por programas de desarrollo más difíciles, hasta cálculos más complejos como los que se realizan en la NASA, las computadoras lo han hecho todo posible, todo en una sola caja. Lo que una vez tomó mucho tiempo para terminar en grupos, como en empresas sin computadoras, ahora se puede completar en tiempos más cortos.

Las computadoras se están apoderando del mundo

También uno de los usos más populares de las computadoras es Internet. Lo que antes era la tendencia de los teléfonos y telegramas ahora se ha convertido en Internet, y es global. Literalmente, las computadoras se están apoderando del mundo.

Aunque Internet se usó inicialmente con fines militares, simultáneamente con el desarrollo de la computadora, se convirtió en una comercialización como se usa hoy. Internet, en combinación y a diferencia de los medios anteriores, hizo posible la comunicación en todo el mundo, lo que también dio lugar a medios de comunicación como las redes sociales. Hasta la fecha, miles de millones de personas usan computadoras con Internet a diario.

¿Somos realmente demasiado dependientes de las computadoras?

Podemos depender de las computadoras en relación con Internet, dada la era de la información en la que nos encontramos, desde que comenzó la era de las computadoras. Pero dicha dependencia estaba destinada principalmente a las buenas intenciones, es decir, a satisfacer las demandas del progreso mediante la eficiencia y la velocidad con la que se trabaja con las computadoras como nuestro recurso y como nuestra herramienta. Seamos realistas, hay trabajos complejos que solo se pueden hacer de manera eficiente si y solo si tenemos computadoras. Sin embargo, también hay que preguntarse si esa dependencia es buena para nosotros. ¿Qué pasaría si, de alguna manera, esta tecnología llamara computadoras y nos quitaran las cosas que puede hacer? ¿Entonces que? Como una adicción grave, la dependencia de la computadora más allá de nuestras necesidades y moderación puede ser perjudicial para nosotros, sus usuarios. Una herramienta ideal para tiranos. Si bien parece que está fuera de contexto, no lo es. De hecho, somos trabajadores tan calificados como lo eran nuestros antepasados ​​sin computadoras. Si bien esto obviamente se produce a expensas de la eficiencia y la conveniencia, sabemos cómo hacemos las cosas con las computadoras. Estas no son declaraciones sobre dejar las computadoras como las conocemos y usarlas, simplemente nos despertamos con la idea de quiénes somos sin computadoras y quiénes eran los antepasados ​​sin computadoras. No, no somos inútiles sin las computadoras; no somos tan capaces como alguien que lo hace y solo nosotros somos incapaces de hacer lo que una computadora compleja hace como una computadora. Pero no se deje engañar, seguimos siendo nosotros los que fabricamos las computadoras como son hoy. En cierto modo, nosotros, como humanidad, seguimos siendo superiores a las máquinas.

Ahora la pregunta, “¿somos demasiado dependientes de las computadoras?” – la respuesta es: lo somos, tanto en abuso como en discreción. En última instancia, la forma en que usamos la computadora como tecnología en nuestra vida diaria pesa cómo la usamos y con qué propósito. ¿Es por el bien común? ¿Es beneficioso? De hecho, son preguntas que también podemos responder nosotros mismos, como usuarios.

Leave A Comment